Tomás Eloy Martínez, la inspiración

Murió el periodista y escritor Tomás Eloy Martínez y, aunque no lo conocí personalmente ni tenía algún vínculo cercano, a mí la noticia me causó una puntada de dolor.

Es que a través de la lectura de sus libros y artículos siempre tuve ganas de verlo en persona, de escucharlo, de hablar con él alguna vez y decirle que ojalá algún día aprenda a escribir la mitad de bien que él.

Leí que cuando su mujer murió él se había dedicado a escribir y que eso lo había salvado de desfallecer de pena. Volcar lo de adento en palabras tenía algo de terapéutico.

No se puede hacer nada contra la muerte, ya lo sabemos. Pero quizás sí hacer algo con la memoria. Leer y releer su talento seguirá siendo inspirador para cualquiera que, por oficio o por placer, trabaje con palabras.

Hasta luego, maestro.

Update: la FNPI le hace un homenaje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s