Murakami y su Crónica del pájaro que da cuerda al mundo

Junio resulta un mes perfecto para bajar hasta ese pozo seco y estrecho donde desaparecen los sentidos y el tiempo. Para cruzar una pared gelatinosa y cambiar el curso del laberinto. Ingresar a la habitación repetida y no equivocada, preparar dos wihiskys. Romper el hechizo.

El día que conozca al escritor japonés Haruki Murakami espero poder decirle que le ha robado horas de sueño a mi 2009, y hacerle saber que no me refiero al reloj, sino al espacio onírico más elaborado.

Primero con Kafka en la orilla y luego con Crónica del pájaro que da cuerda al mundo. Seguirán -espero- Tokio Blues y el volumen con el título más seductor que he hojeado hasta ahora: Al sur de la frontera, al oeste del Sol. 

Leyendo a Murakami las noches han resultado cortísimas y las horas segundos transitando páginas. La descripción de la muerte puede ser tan magnífica como la de una primavera, pero seguro más implacable como huella en la memoria.

Fascinación por la búsqueda del equilibrio interior y a la vez una calma oriental para aceptar la irrupción de personas y episodios extraños que leen en el pasado los latidos del futuro. Pesadillas, rutinas, pensamientos obsesivos, gatos.

Mil páginas, las que quiera. Me ha conquistado Sr. Murakami.

2 thoughts on “Murakami y su Crónica del pájaro que da cuerda al mundo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s