Fast forward

Debe tener que ver con Internet, las relaciones virtuales o las redes sociales o el no sé qué de vivir conectados. Pero cada vez me pasa más seguido que digo “hace unos días hice tal cosa” y no, no es hace tanto, fue… ayer!

Ayer te vi.  Ayer destelló la genialidad en una frase. Hubo una reacción acertada, una sonrisa imborrable. Algo tan rico. Una promesa, una oferta de último minuto.

Pero las semanas parecen meses y los días semanas. ¿Cuántos ratos dura una hora? ¿Cuántos días entran en 24 horas? Un día repleto de actividades de punta a punta pero que pasa tan rápido, que así llegan y se olvidan ciertas conversaciones, encuentros, mensajes, decisiones, los saludos, los besos, los abrazos.

Será aquello del vivo permanente. El tamiz de gran parte de la vida que transcurre en la pantalla, en los traslados de una punta a otra del espacio físico de todos los días. El “llegar”, mas no el “estar”.

No me acuerdo si es eso lo que quería de la vida.

2 thoughts on “Fast forward

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s