El amor en los tiempos del cólera

Es el libro con el que me voy a dormir desde hace muchos años, y por eso esperaba con ansiedad la película. Claro, eso conspira y verla fue como sentir que habían convertido esa obra clave para entender el amor, en uno de esos libritos verdes que venían con los chocolatines.

Breve, superficial, diminuta. La historia escrita de El amor en los tiempos del cólera tiene demasiados detalles divertidos y dramáticos para comprender una historia romántica que dura más de medio siglo. Y tantos detalles desaparecen en 134 minutos. El resumen aquí se limita a un recorte de las páginas donde se produce la “acción”, los hechos desencadenantes, con diálogos extraídos del original que sólo consiguen mostrar a los personajes tan livianos como inverosímiles.

Una reelaboración del guión a partir de los detalles que ocurren en el contexto, en el mientras tanto de Florentino Ariza y Fermina Daza hubieran resultado quizás en una historia alejada del libro, pero original y atrapante. Aquí sólo se disfruta al adivinar los textos antes de que los actores terminen de decirlos, al ver el paisaje y vestuario de época. De la musicalización rescato este bolerazo de Shakira, pero el resto bien podría ponerse en mute.

El sabor caribe que impregna las páginas amarillentas junto a mi mesa de luz se ha esfumado en una ráfaga de velocidad y marketing promocional. Supongo que así ocurre muchas veces al enfrentar películas versus libros.

¿Javier Bardem? capítulo aparte😄.

6 thoughts on “El amor en los tiempos del cólera

  1. Vi la peli, pero no leí el libro. Y con mi vieja comentábamos lo mismo. Seguramente se comieron toda la aprte de la historia de amor. En la película parece más una obsesión que amor verdadero, porque no se conoce nada…

  2. Guadis! coincido, en la película Florentino queda como un gil mal

    Clau: tenía un post sobre la soja cuando me fui de vacaciones, pero ahora se dio vuelta todo; por respeto a los que saben del tema, reservo mi opinión.

    silvana: hablando de clásicos, lo que hicieron con El silencio de los corderos ( o “de los inocentes” para el cine) también merece un lagrimón.

    Sergio:😉

  3. Creo que llegue a este post por la Revista peinate, igual creo que disiento de lo que dicen. Aunque no vi la película y si leí el libro, siempre que cualquiera de los clásicos de la literatura es llevado al cine cambia justamente porque es la forma que tiene el director de ver lo que el leyó. Es justamente su interpretación de la novela, por eso no me parece errado esto sino que puede no gustarnos la interpretación que el le da.
    Pasa con todo, sobre todo con las películas de super héroes hoy en día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s