El año está perdido

Pensaba en cómo resolver la captura de una imagen demasiado oscura hasta que sentí el aguijonazo de un post: las palabras del señor Miguel Wiñazki. Con sólo un texto me ha arruinado la tarde, cuando no digo el día, el mes, lo que queda de 2007.

“Fue una crónica del infierno“, dice a propósito de un texto de Ryszard Kapuscinski. “Porque el infierno existe. Solo hay que saber describirlo”.

¿Cómo es esta forma de describir? “Kapuscinski sostiene que el periodismo se vive sin método, y que el azar acerca las historias a los cronistas”, define en un paréntesis más punzante que la cobra del relato.

¿El azar llega al escritorio? ¿El azar se cruza en Twitter, en Facebook, en MSN, en Jaiku, en WordPress? Tal vez, pero no sé si tan paradisíaco o infernal como en ese fantástico paseo por la Sabana africana.

Justo ahora Sr. Wiñazki que acabamos de definir vacaciones y me han quedado allá lejos. Justo en el momento en que las circunstancias me empujan a la biblioteca, me atan a la sillita giratoria.

Diablos, es cierto que hasta en lo gris hay cosas para contar, para puntillosamente dibujar en planos esa realidad repetitiva, para enterarnos de lo que no se ve por ser tan evidente.

Pero claro, ahora quiero irme volando hasta la Luna 😉

One thought on “El año está perdido

  1. Nunca retroceder, nunca rendirse, nunca parar de producir..
    Imaginate un Comunicador espartano, de esos que le ponen tanta pasion a lo que hacen que morir narrando y comunicando es su gloria maxima… mierda!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s