Cumbieros cool

Aprendí sobre un tal Hesse y de un Thomas Mann
Y todo sobre el existencialismo Alemán
Y ella me sigue dando cátedra todo el día
Aunque por suerte de vez en cuando su cuerpo respira
Su cuerpo respira, su cuerpo respira

Yo no quiero que pienses tanto, cumbiera intelectual
Yo voy a rezarle a tu santo, para que seas más normal

En Cumbiera intelectual, Kevin Johansen se despacha sobre una mujer que mueve las caderas mientras recita a los filósofos y autores clásicos más conocidos. Casi como uno se imaginaría a la elite joven intelectualoide cordobesa en un recinto de música tropical.

Pero no fue tan así. Al menos lo que yo vi el viernes en Art Decó, cuando los chicos de Cine, Ciencias de la Información, y otros personajes de aspecto cool se menearon al ritmo de las cumbias colombianas de Enrico y sus platos mágicos.

Hubo menos acartonamiento, quizás destreza, y una espontaneidad que avanzaba al ritmo de la madrugada. Soltándose, en caída libre, empalagados de son, los pibes se abandonaron al ritmo. Para recordar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s