Bloguers o blogstars

¿Por qué escribes un blog?, fue la pregunta que hico Lorena a unos 50 autores de bitácoras al azar, y cuyas respuestas compiló en un documento PDF.

Conclusiones: Necesidad de expresión, terapia virtual, protesta, compartir conocimientos, necesidad de escribir, o de opinar y opinar. Más allá de la riqueza de cada testimonio, hay un párrafo que me quedó dando vueltas en la cabeza:

“…me siento partidario de facilitar el envío de comentarios. Muchos blogstars parece que se están decidiendo por cerrarlos definitivamente de sus bitácoras, algo que me parece muy mal”, dijo Balmasedano.

La palabra “blogstars” además de ser graciosa, define muy bien cierto perfil de bloguero. No me refiero a la  autorreferencialidad absoluta, porque de ese plato comemos todos, sino de  ese algo “superpoderoso” que emanan algunos sitios…. Otra frase interesante fue:

3. Porque en este mundo de los blogs, parece ser que si no escribes de tecnología no eras “de los importantes”, dijo Noelia de mujerblog.com

Lejos Chatrán de ese top ten, forzando la ingenuidad para obtener franqueza pregunto:

¿Está en el éspiritu blogger llegar al estrellato? ¿Cuánto se es capaz de mostrar para obtener visitas? ¿Qué define a un weblog exitoso? ¿Será como en la vida que, unos nacen con estrella y otros estrellados?

Lindo tema para charlar acá o, personalmente, en el próximo B&B que se hará el jueves 5 de abril en Primer Piso (Ituzaingó 741) desde las 21. 

4 thoughts on “Bloguers o blogstars

  1. Comento poco en los blogs. Generalmente lo hago en aquellos de gente que conozco y a veces, lo admito, de puro compromiso. Los motivos por los que no suelo comentar son dos: no tengo nada para decir (la mayoría de las veces) o el blog no me interesa. Comentar de mi parte, entonces, cosas como “Hola!!! me gustó lo que escribiste!!! :D”, me parece una soberana pelotudez, como así también poner “Tu blog aburre y está mal escrito” me resulta mala onda y falto de respeto.
    ¿A qué voy con esta introducción en primera persona? Mucha gente escribe en sus blogs y comenta en otros, por el mero hecho de querer figurar. Y ese ejercicio sólo es válido si realmente aporta algo al debate. Demostrar conocimiento con la única intención de ostentar sabiduría es un acto de soberbia, sea acerca del tema Callejeros o las próximas elecciones francesas.
    Los comentarios son una de las características más valiosas que tiene un blog, y resultan penosas tanto las agresiones en formato comment como el hermetismo que se provoca al deshabilitarlos. Yo no sé si se puede hablar del blogstar, pero sí de gente que se siente importante e intocable al escribir reflexiones de poca validez teórica en su respectivo blog. Yo lo veo así: no alcanza con tener ideas geniales para lograr un buen blog, es de igual importancia saber comunicarlas. El qué y el cómo.
    En el BBC que tuvo lugar en octubre pasado, Alexis Dovganj habló de algo muy interesante. Hizo referencia puntualmente a aquél que escribe acerca de un amor caducado o no correspondido. Si en el acto de esa escritura, no sólo manifiesta su dolor, sino que también le permite reflexionar sobre cuestiones más profundas y universales, como la fugacidad de la vida o el amor mismo, allí estamos en presencia de literatura. No sólo me parece una ideal genial, sino que también justifica en gran medida a un blog. Porque estos sitios personales cobran un valor verdadero cuando interesan a gente que va más allá de nuestros amigos, sea del tema que sea. Si hablo acerca de algo, todo bien con que sea a través de la experiencia personal (otra de las funciones escenciales), pero que a su vez también me deje algo. Digamos, si me compro un celular último modelo y quiero comentarlo con el mundo, sería bueno que no sólo linkee al sitio oficial y comente pavadas, sino además podría tomar el teléfono, sacar una foto de un lindo paisaje y colgarla al blog. Es una opinión. Seguramente el tema da para más.

  2. Es seguro, eso de que algunos nacen con estrella y otros estrellados. Cada bloguero se hace de un círculo de lectores recíprocos y a partir de las expectativas de ellos es que escribe.

    He leído muy buenos blogs, excelentemente escritos, pero con comentadores mediocres que, de a poco, le fueron quitando excelencia a eses blogs.

    También quienes postean cuentos, excelentes, pero fracasan debido a que este no es el soporte de esa literatura.

    Mi propio blog ha tenido esos altibajos. Si en un momento, antes de deletearlo, tenía hasta 50 comments por post, ahora no paso de los 10 comments, todo desde que anuncié en el blog que me había puesto de novio.

    Venía, entonces, para blogstar, pero el amor conspiró en contra de mi popularidad telemática.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s