Para lo que el dinero sí puede comprar…

Escuché alguna vez el nombre cambiado del banco river plate: me cago de la risa. Ese banco ha dado en obsequiarme –de onda, obvio- una tarjeta de crédito con alto límite de compras. Vino en un sobre de esos que asustan: grueso por la cantidad de folios, envuelto en nylon sellado al calor, con el cartero esperando que estampara la firma para entregarlo, y con la leyenda exhortativa “Rompa este sobre”. Muy Misión Imposible (la serie).
No sé cuál es el origen de este regalo, pero sospecho sus intenciones. Lo curioso (y emocionante) es que el plástico tiene mi nombre ya en altorrelieve, con numerito de seguridad y todo. Y es plateado, como el cielo sintético del materialismo.
Tengo dos días para poner mi rúbrica en la papelería. Lo estoy pensando. Me alcanzaría justo para ir a Machu Pichu… ¡JA!
Foto: National Geographic

2 thoughts on “Para lo que el dinero sí puede comprar…

  1. Desconozco los motivos, pero al parecer hubo una especie de “spam de tarjetas de crédito visa” en Córdoba, con vos ya cuento mas de 10 conocidos que la recibieron, incluida mi mama, es bastante sospechoso, no?

    p/d: Aceptala, el Banco Río es muy bueno. Pero lee bien la letra chica 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s