De vez en mes

Sus manos parecen garras y su nariz un pico encorvado, cual águila urbana. Tiene briznas blancas sobre la cabeza y el mentón, ojos tan móviles y escurridizos como los de un desquiciado. Caza en las mañanas, vive por las tardes. Emite sonidos confusos, veloces, envolventes, terminantes. Está en la esquina de Rioja y Fragueiro, y también en Duarte Quiróz al 2000 (patio de comidas). En el cine, en el Banco, sobre el techo y en el baño (que pierde). Lo recuerdo cada vez que empieza el mes. Cuando paso por esa máquina endiablada que escupe billetes y la ruta es sólo una: su guarida. 

Oda a usted, que me cobra el alquiler.

PD: Inspirado en Crimen y Castigo (F. Dostoievsky, 1866).

2 thoughts on “De vez en mes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s