Camino de San Marcos

Volví a San Marcos. El hippie shock se transformó en tulián shock. Viví el cierre de La Tulianada, el encuentro de descendientes de aborígenes organizado por ADIC que se celebró por octava vez y con mucho color, calor, sabor (de las empanaditas, mazamorra, arropes, miel… ñam ñam!).
Participé en una ceremonia de cierre donde se invocaron los espíritus hacia cada punto cardinal. Del este vienen los sueños, las ideas, los buenos pensamientos; hacia el oeste está la concreción de los mismos. En este caso, llegar ahí con el sol en la cabeza e irme “con el poniente” hizo realidad el anhelo.
La tranquilidad de ese lugar hace germinar ideas, ojalá también se vuelvan sueños cumplidos😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s