Muerte natural

Como lo reseña en su columna hoy Wiñazky, Steve Irwin pereció de la forma más natural posible. El “Cazador de cocodrilos” más famoso de Animal Planet murió ayer envenenado por el pinchazo de una raya.
¿Cuántos bichos lo habían picado antes? ¿Cuántas veces estuvo en riesgo? ¿Cuántas más había ya salvado su vida?
Me da mucha tristeza su desaparición, imagino que fue una persona que vivió la vida a pleno, y que todavía buscaba algún desafío que lo emocionara como el primero. Mientras, enseñaba, contaba y vivía en primera persona lo que otros vemos por televisión.
“Steve ha muerto con un aguijón ponzoñoso en el corazón.
La naturaleza venció al espectáculo”.

Un especial en su memoria se puede ver en el sitio de Animal Planet.

2 thoughts on “Muerte natural

  1. Hay tanta gente con cada bicho alrededor y sin embargo no pasa nada. Justo le vino a picar a este rubio. El mensaje le vendrá bien a los amantes de los animales (exclúyese hombres): nunca hay que pasarse de la raya. Besos.

  2. Pingback: 66 hov

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s