reflexion-ando

Pensaba estos días en lo fea de la sensación o sentimiento de culpa. Y no por asesinar a alguien o por el mero concepto cristiano del pecado (por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa), sino por ese remordimiento de dejar de hacer cosas por: a) vagancia, b) dormir, c) ver TV, d) jugar a los videojuegos… y otra cantidad de etcéteras eterna.
Me asalta la desagradable comprobación de que se está pasando “la” oportunidad de hacer ciertas cosas, mientras uno deja volar los minutos, dedicándoselos al ocio, al descanso, a la pereza bah.
No mencionaré casos puntuales, pero qué dificil resulta equilibrar los veinte años con el trabajo, el estudio, las relaciones interpersonales, y al mismo tiempo, mantener la visión macro de un plan de vida. Y pasan los días.
¿tema de terapia?

(me pegó la onda el post de Gabriel)

2 thoughts on “reflexion-ando

  1. enjoy it, que más te puedo decir. el ocio también construye, no hay que pensar toda una vida en términos de productividad. A los cuarenta sigo conviviendo con obligaciones, estudio, trabajo, más familia pero el ocio, la pereza, la cama, no hay porqué dejarlo de lado. Y hablando de culpas, vivan los siete pecados capitales!

  2. Pingback: Culpables « Las Aventuras de Chatrán

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s